Los niveles bajos de hormonas masculinas provocan importantes problemas de salud, afectando a la apariencia, la libido y la fertilidad. En ausencia de anomalías significativas en el organismo identificadas en el momento del diagnóstico, los médicos recomiendan ajustar los ingredientes de la dieta.

Para ello, hay que seguir las recomendaciones básicas:

Obtenga más zinc

El zinc es importante para la producción de testosterona en el cuerpo humano. El zinc impide que la testosterona se convierta en estrógeno (la hormona femenina) y también convierte el estrógeno en testosterona. Se puede complementar con unos 15-25 mg de zinc al día.

Alimentos ricos en zinc: Ostras (un afrodisíaco natural), hígado, marisco, aves, frutos secos y semillas.

Más grasas saludables

Las grasas saludables aumentan los niveles de testosterona. Hay que añadir a la dieta frutos secos y semillas, pescado graso (salmón, atún fresco o en conserva), aguacates, aceitunas, aceites vegetales y mantequilla de cacahuete natural. Sin embargo, es necesario moderar el consumo de alimentos grasos.

Sólo el 20-30% de su consumo diario de calorías debe proceder de las grasas.

Eliminar la grasa subcutánea

Cuanto mayor sea el porcentaje de grasa en el cuerpo, mayor será el nivel de estrógenos. La grasa subcutánea contiene aromatasa, que convierte la testosterona masculina en estrógeno femenino, lo que provoca un descenso significativo de los niveles de testosterona.

Sin embargo, no debes reducir tu consumo de calorías de forma demasiado drástica, ya que esto podría hacer que tu cuerpo entre en modo de ahorro de energía, lo que a su vez detiene la producción de hormonas masculinas.

Eliminar el exceso de estrógenos

Deshacerse del exceso de estrógeno, que aumenta el peso y reduce la fuerza, aumentará naturalmente los niveles de testosterona. Aumente la cantidad de verduras crucíferas (todo tipo de coles, nabos, rábanos) en su dieta.

Contienen una sustancia llamada diindolilmetano (DIM), que ayuda al cuerpo a deshacerse del exceso de estrógeno. Aumentar la cantidad de fibra en el menú limpiará el cuerpo de toxinas, cuya acumulación también conduce a un exceso de estrógeno.

Intenta evitar los xenoestrógenos.

Se trata de estrógenos artificiales presentes en pesticidas, hormonas de crecimiento y esteroides artificiales, ambientadores y vajillas de plástico. Estas sustancias aumentan los niveles de la hormona femenina estrógeno, lo que provoca una disminución de la testosterona:

La carne y la leche de los estantes de las tiendas suelen proceder de animales criados con esteroides y hormonas de crecimiento artificiales.

  • Por eso los productos agrícolas siguen siendo una prioridad;
  • Elige la cristalería para guardar los alimentos;
  • Elija frutas y verduras sin pesticidas y asegúrese de enjuagarlas bien antes de servirlas.

La comida es una forma fácil de conseguir un alto nivel de testosterona.

Para combatir la falta de productos hormonales ayudan a aumentar la testosterona en los hombres. Desde la antigüedad, la medicina popular ha utilizado ciertos ingredientes para aumentar la testosterona y la salud masculina. Lo que un hombre come determina el nivel de sus hormonas sexuales.

Propiedades de los alimentos para aumentar la testosterona, debido a la presencia en ellos de sustancias, vitaminas y minerales.

Grasas para ayudar

El colesterol, las lipoproteínas de baja densidad y los ácidos grasos actúan como base para la síntesis de las moléculas de testosterona en los hombres. Las células de Leydig (destinadas a producir hasta el 95% de la testosterona), situadas en los testículos, utilizan activamente las grasas. La síntesis independiente del colesterol es posible, pero la cantidad de la hormona es menor.

La deficiencia de lipoproteínas contribuye a la reducción de la hormona masculina y a la disminución de la libido. Actúa como efecto secundario de las estatinas (medicamentos para la aterosclerosis).

Por Santiago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *